9x50 Caseless for intelligent firearm glass base disc / XCR 09 050 CNS 010

Los diseñadores de armas, tratan de sorprendernos día a día con nuevos diseños. Lo que ayer era ficción, hoy es realidad.

Este es el caso de esta nueva arma, diseñada para que solo pueda ser disparada por la persona a la que le es asignada. Posee un sensor biométrico localizado en la empuñadura el cual lee las huellas dactilares y las guarda en su memoria. De esta forma si el arma es robada o se extravía, nadie más puede utilizarla.

El software instalado, también permite otras varias funciones: saber cuantos disparos ha realizado el arma y cuando los ha realizado.

Tiene un sensor de proximidad,(justo encima del sensor biométrico), que inutiliza el funcionamiento del arma si no se reconocen las huellas dactilares. Posee una pequeña micro cámara,( como la de los teléfonos móviles), que permite realizar fotografías en cada disparo. Y por ultimo un dispositivo GPS, que localiza la situación del arma, si esta es disparada.

El diseño y desarrollo de este arma comenzó en el año 1994. Varios prototipos fueron construidos por Kentron, una compañía subsidiaria de la South African armaments (DENEL). Algunos de estos prototipos fueron destruidos durante las pruebas realizadas, y solo quedó un único espécimen.

Este tipo de armas se desvía del concepto que se tenía sobre ellas en muchos aspectos. Un ejemplo claro, es que estaría entre el concepto de la antigua “pepperbox”, que era un arma de entre seis u ocho cañones, pero con ausencia de cargador, y una “derringer”, pero con más cañones. El cargador de este arma, son los cañones... o viceversa. En el prototipo, este cargador, estaba fabricado en aluminio, aunque también se hicieron en acero. Posee 10 cañones en dos hileras de cinco. Aunque los cañones, no son de gran longitud tiene un disparo muy suave y casi sin retroceso. La teoría, (aceptada por casi todos) es que en un arma de autodefensa, no se necesita un cañón muy largo, ya que la distancia en las que se realiza el disparo, es de 5 metros, y en muchas ocasiones bastante menos.

Otro concepto, en el que están de acuerdo muchos expertos en armas, es que el calibre 9m/m, es el mínimo aceptable para un arma de autodefensa. El mecanismo de fuego en esta arma, también es diferente al empleado en las armas convencionales conocidas. Los cartuchos empleados son del de tipo caseless (sin vaina), olvidando las aleaciones de latón o cobre,(aunque estos fueron también empleados en los primeros prototipos de cartuchos.

La carga propelente, fue fabricada por la firma SOMCHEM. Para estos primeros cartuchos no existieron grandes problemas en el desarrollo, dado que los propelentes convencionales funcionaban muy bien. Tampoco con los fulminantes se necesitó grandes esfuerzos. Estos fueron fabricados por la Pretoria Metal Pressings. En las primeras pruebas realizadas con cartuchos caseless la ignición del cartucho se hacia eléctricamente, (fulminantes eléctricos). Posteriormente, la ignición se realiza con un sistema láser. El cartucho, tiene un disco de cristal en la base, conteniendo el fulminante en la cara opuesta. Lleva una junta que lo fija al cargador y permite al láser posicionarse alineado con el fulminante.

Actualmente, este sistema ha cambiado, se utiliza un láser mucho más potente y se ha suprimido el fulminante. Estos cartuchos están sellados en su base con una lamina de plástico transparente, y permiten ver la carga propelente. Cerca del hombro del cartucho, tiene un anillo de latón ó cobre que actúa como una junta. El propósito de este anillo es posicionar y fijar el cartucho al cargador/cañón, y sellar la fuga de gases durante el disparo. El prototipo de esta arma realizaba 3 disparos por segundo, en fuego semi-automático. Pero para los propósitos de los militares esto es insuficiente. Todos los cartuchos son, realmente, pequeños cohetes y con un bajo retroceso.

Como los cañones no hacen tope en el arma, como en las pistolas convencionales, el retroceso es muy pequeño si el arma se dispara verticalmente. Actualmente, se siguen realizando pruebas con distintos pesos y longitudes en los cartuchos.

Un cartucho de 6.5g (100grains), fue probado en la” South African Bureau of Standards”, dando unas velocidades de entre 370 y 400 m/s (1200 a 1300 fps). Si la comparamos con las del 9m/m, es una muy buena marca.

Otra variación probada en este tipo de cartuchos, fue la de tratar de incorporar algún tipo de explosivo en la cabeza del proyectil, y convertirlo en “no letales”. La idea era que el proyectil, al impactar sobre el blanco, se fragmentara y no penetrase (o no penetrase mucho), causando los menos daños posibles. El cartucho tiene un orificio roscado en la punta, en donde se coloca el explosivo. Esta variación aún está en estado de pruebas.

Algunos de los estudios que están en desarrollo actualmente para este arma y su munición, son la reducción del calibre, (se cree que el más idóneo es el 6m/m), y también, dependiendo del uso al que se destine el arma, si es para autodefensa, o para uso militar. En este último se estudia la posibilidad de cañones más largos y fuego automático y semi-automático.

Las patentes de muchos de los principios aplicados a esta arma, ya han sido obtenidas por gran cantidad de países, incluidos Japón, China y Rusia. Uno de los factores que influye en gran medida en este arma, es su precio, aunque se estima que será sobre un 50% más que un arma Standard.

Este concepto de arma, aún no está pensado para futuras producciones en masa. La munición empleada, aún necesita muchos “refinamientos”, para que pueda ser de uso general, tanto civil, como por estamentos militares.

ARTÍCULO DE WILL REUTER, TRADUCIDO Y RESUMIDO POR JOSE JUAN EN EL BOLETÍN DE LA ECRA Nº 524 DE DICIEMBRE DE 2008

En esta misma web, datos de la variante de 9x34 mm y cuerpo de cobre y 6x40 mm con culote opaco.

 
 
Cohete con dos juntas tóricas para proporcionar estanqueidad y sujeción en el cargador. Cuerpo de latón, culote transparente para permitir la ignición por luz laser. FOTO: JOSE JUAN
  FOTO: JOSE JUAN Sudáfrica   PAY0001
 
  INICIO - MENÚ           Mapa Web
Visitas:
 
 
Web alojada en los servidores de http://www.militaria.es
 
By: Jordi Camerón