Cartucho para AIRBAG

Como coleccionistas o simples interesados en la cartuchería, los cartuchos que incorporan los AIRBAG de los coches no pueden menos que excitar nuestra curiosidad.

Ocultos en los entresijos de nuestro coche, no le damos ninguna importancia hasta que se disparan salvándonos la vida. Puede que no sean tan bonitos comos los cartuchos que expulsan los asientos eyectables de los aviones, pero se merecen un lugar en nuestra web.

FUNCIONAMIENTO DEL AIRBAG:

El Airbag no puede depender de la alimentación eléctrica del coche, que en el momento del impacto puede fallar. En lugar de ello, la tensión se acumula en unos condensadores que alimentarán el dispositivo aun cuando falle el resto del sistema eléctrico.
En caso de accidente, uno o varios acelerómetros electrónicos detectan la brusca deceleración. Un microporcesador evalúa en tiempo ínfimo las condiciones (diferencia entre acelerómetros, intensidad de la deceleración, actividad del ABS, velocidad del coche...) y decide si es un simple frenazo brusco, avería en un acelerómetro o un accidente real. Este paso es mas importante de lo que parece, pues si se dispara el airbag innecesariamente puede producirse un accidente real y en cualquier caso el coste de reponer el airbag es elevado. Si no se dispara en caso de accidente... pues no sirve de nada.
Cuando el microprocesador decide que es necesario, envía corriente al fulminante eléctrico que inicia la combustión del explosivo sólido del Aribag.
Este explosivo es muy especial. En su celerísima combustión se produce una enorme cantidad de gas (99% del cual es Nitrógeno, gas inerte que compone casi 4/5 partes del aire que respiramos) que llena el cojín hinchable a la presión necesaria durante unas milésimas de segundo.
Suele presentarse en forma de pastillas por comodidad ya que la envuelta debe estar profusamente perforada para permitir la rápida salida de gases y los granulados escaparían por ella.
El detonador es el elemento responsable de la ignición de los explosivos que contiene el cojín, al recibir una señal de disparo de la unidad de control. Dicha señal provoca un arco voltaico en el interior del detonante. A partir de ese momento se desencadena la combustión del propulsor sólido. Es habitual encontrar cerca del detonador cierta cantidad de pólvora negra para ayudar a que el arco voltaico sea más intenso y se propague uniformemente por el propulsor sólido, evitando de esta manera que se comience la combustión en un lateral del cojín, con la consecuente deformación y pérdida de eficacia.
El gas generado sale a través de una rejilla metálica para filtrar las posibles partículas del propulsor sólido sin quemar y además, disminuir la temperatura del gas.
Como material propulsante se suele utilizar el Nitro de Sodio (NaN3) que tiene buenas características para producir gran Cantidad de Gases y una considerable Velocidad y presión de detonación.
El Nitro de Sodio forma parte de la DINAMITA en un 26%, siendo los otros componentes: Nitroglicerina en un 62,5%; Nitrocelulosa en un 2,5% y Aserrín en un 9%.
Aproximadamente entre 25 y 30 milésimas de segundo tarda el microporcesador en evaluar los datos de los sensores y excitar el Fulminante del Airbag del Conductor. Después de los 30 milisegundos empieza a hincharse para quedar lleno (típicamente unos 65 litros) a los 50 milisegundos con una presión de unos 0,05 bar que por el impacto del Conductor alcanza unos 0,6 bar. El suceso del accidente finaliza al cabo de unas 150 milésimas de segundo.



Sobre estas líneas, dibujos de la Escuela Superior de Ingenieros Industriales de la Universidad de Navarra mostrando varios tipos de Airbag. Los airbag tienen distintas formas segun su destino: el del conductor debe caber en un volante, por lo que es ancho y plano, mientras que el del acompañante o los laterales deben adaptarse a distintos huecos del vehículo.

NOTA: la manipulación de un airbag o su cartucho sólo debe realizarla personal cualificado. No es un objeto inofensivo si no un auténtico explosivo que puede causar quemaduras graves y lesiones.

DATOS: CARARM

 
 
Disección de un Airbag de conductor disparado: Separamos el cartucho de la bolsa en sí, que incluye una chapa y una rejilla de aluminio para sostener físicamente el cartucho y evitar quemaduras en la bolsa.
Al extraerlo de su carcasa, destaca la rejilla de alambre entrelazado que cubre el cartucho. La extraemos.

Tras desenroscar la tapa del cartucho, quedan a la vista la carcasa de aluminio, con el detonador y cables, una cazoleta ¿de cobre? que contenía las pastillas combustibles, y la tapa. NJ0001
TODAS LAS FOTOS: CARARM

 
  INICIO - MENÚ           Mapa Web
Visitas:
 
 
Web alojada en los servidores de http://www.militaria.es
 
By: Jordi Camerón